Venta del nabo,la

Venta del nabo,la.

Editorial:
AGUILAR
Año de edición:
Materia
Equipos y clubes deportivos
ISBN:
978-84-03-51801-8
Páginas:
288
Colección:
TENDENCIAS
16,90 €
IVA incluido
En stock (Entrega en 24-48h)
Añadir a la cesta

Bienvenidos a La Venta del Nabo, el mamaero mundial de los perdedores.

-Viva tú, mi querido Yuyu, La Venta del Nabo y lo que quieras..., lo que tú digas, amigo... ¿Para mí?, está más que bien... Que lo más grande que tiene el arte son los artistas a los que se puede querer-.
Alejandro Sanz

Los gaditanos suelen enviar -a mamarla- con indisimulada hostilidad a quien no les cae bien o, en otras ocasiones, de manera más cariñosa, a quienes la pifian en una actividad, la -cagan- en una situación o no logran sus objetivos. José Guerrero Roldán El Yuyu ha conseguido ubicar la acción, como diría el ínclito Antonio Reguera -y su inseparable Agustina, que no falte-, en La Venta del Nabo, las afamadas instalaciones hoteleras que alojan a todos los perdedores futbolísticos.

En el universo paralelo de personajes desternillantes y entrañables creado por El Yuyu, con la ayuda inestimable de sus imitadores y humoristas: Luis Lara, Bienvenido Sena y Fran Ronquillo, La Venta del Nabo es uno de los mayores iconos de La Cámara de los Balones, tanto que ha emigrado al pensamiento y al vocabulario de gran parte de la población andaluza y española.

Frases míticas de La Venta del Nabo:
-Llegar a La Venta del Nabo no es nada malo en nuestro programa. Es más, le diría que es incluso un honor del que no todo el mundo puede presumir.-
El Yuyu

-Es el emporio hostelero donde da con sus huesos todo aquel equipo o entrenador que haga el Coca-Cola en alguna competición importante o lo echen de un club por su paupérrima gestión.-
Luis Lara

-La forma más divertida de asumir la derrota es hospedándote en La Venta del Nabo. Nunca perder fue tan placentero. Muchos quieren perder alguna vez en la vida y que los manden allí.-
Bienvenido Sena

-Es ya casi una orden de alojamiento para los que dan el petardo deportivo.-
Fran Ronquillo